La pequeña alabanza

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora, y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.

El "Gloria al Padre" es llamado la pequeña alabanza para que sea diferenciado del "Gloria" de la santa misa. Proviene del s. IV.

Buchtipp: Jugendgebetbuch "Probier's mal mit Beten!"