Al Santo Patrono

Patrono mío celestial, con cuyo nombre me glorío,
rogad siempre a Dios por mí; confirmadme en la fe;
fortalecedme en la virtud; defendedme en las luchas
que he de sostener, a fin de que, después de haber
vencido al enemigo de mi alma, pueda conseguir la
vida eterna. Amén.

(De "Alabanzas a Dios" Nº 34,2)

Hilfe für Kinder in Not

Ein Zuhause zum Wohlfühlen für geistig behinderte Kinder!

Jetzt Spenden